viernes, 28 de septiembre de 2007

El Comercio Internacional y el Campo.

México D.F. a 8 de diciembre del 2002 Rousseau comenta en el contrato social que: “Todo pueblo que, por su posición, no tiene más alternativa que el comercio o la guerra, es débil en sí mismo; depende de sus vecinos; depende de los acontecimientos.” El país afectado por esta situación geográfica y social, “No puede mantenerse libre si no a fuerza de pequeñez o grandeza.” En nuestro caso específico no creo que nuestra posición sea la de hacer o soportar guerra, sin en cambio, la de mantener un supuesto crecimiento económico por medio del comercio internacional. No quiero que el lector se hunda en un texto de protesta encaminado a entorpecer el Comercio Internacional, fuente de todo en nuestros tiempos y afirmo que “de todo” pues tanto ascensos como descensos económicos son propiciados a este intercambio de bienes y servicios bajo un marco jurídico internacional cada ves mas afinado. Me gustaría tocar tres puntos para poder explicar a mi manera de ver la situación del país en vías de entrar a un nivel de des regulaciones arancelarias y no arancelarias que afectan de manera directa el campo... Y una ves mas nos vamos a sorprender de lo que ya sabíamos. El primer punto es el petróleo como fuente nacional de ingresos a nuestro país, se me hace increíble que en países como España (por solo citar un solo ejemplo) el petróleo sea un producto necesario, imprescindible, pero! No es un bien que el propio país produzca, ósea que según lo que entiendo a este país le cuesta gota a gota todo el petróleo, gasolina, plástico, etc. Que consuma anualmente. Por que comparar España con México, si podríamos decir, que extraer el petróleo, crudo y gases naturales, el transformarlo en polímeros y químicos diversos, al ser vendido para ser exportado en estado crudo, para ser importado en gasolina, etc. Cuesta y cuesta bastante tanto para nuestro país como para España. Pero hacia donde quisiera llegar con esta explicación, que ha sido lógica y visible para todos los lectores. Es increíble que México un país que tiene unas reservas naturales tan extensas en petróleo, tomemos este como un producto que a veces sea el culpable de malas o buenas épocas económicas en nuestro país (por supuesto que si afecta de manera directa los precios internacionales del petróleo a la economía de nuestro país, mas si la mayoría de nuestras exportaciones se basan hacia este producto), por que no mejor tomarlo como un PLUS que nuestra riqueza geográfica nos brinda como un regalo natural, que como podemos ver no todos los países tienen. El segundo punto es el tema del Comercio Internacional y los múltiples Tratados y Acuerdos Internacionales que hasta el día de hoy se encuentran firmados y en procesos diversos de des regulaciones arancelarias y no arancelarias, y los demás que muy pronto se finiquitaran. Por que tocar el tema Comercial Internacional, primero por que es imprescindible, en nuestros tiempos, segundo por que al igual que al petróleo lo vemos como otra mas de las maldiciones heredadas por antiguos gobernantes. Supongo que una de las cosas que debemos agradecer a nuestro expresidente Carlos Salinas es la habilidad para realizar y cerrar negocios, yo ignoro si el realmente es la cabeza detrás de un plan de expansión económica por medio de Acuerdos y Tratados Internacionales o si tan solo por añadidura el momento lo favoreció con un plan que ya empezaba a vislumbrarse en épocas de Don Miguel De La Madrid, pero en fin eso en lo personal es lo que menos me importa, si no el hacer hincapié en lo difícil que fue cerrar un Tratado Internacional (aún cuando tan solo para los estados Unidos de norte América solo sea un Acuerdo) con dos vecinos al Norte de nuestro continente, si alguien aquí es vendedor, ese alguien sabe a lo que me refiero. La cuestión es el aprovechar los recursos de capital en los que a manera de balanza nos favorezca nuestra situación geográfica y que a su ves aprendamos tanto sumar como a dividir como país, por consecuencia debemos de aprender a negociar con los ojos abiertos y comprender que en toda negociación existen partes mas favorecidas que otras. A mi manera de ver las cosas en tiempos de Salinas era tan importante cerrar dicho Tratado que tal ves no es que no se hayan tomado en cuenta ciertos puntos en el tratado (que desfavorecían a ciertos sectores del país) si no que por la premura del tiempo para cerrar el trato el vendedor enmarco todo el proyecto en un panorama de paraíso para nuestro vecino del Norte. Lo cual veo razonable para el cierre de un negocio. Por que no vemos las cosas desde otro punto de vista. Que hubiera pasado si en ves de que México hubiese negociado el TLCAN hubiera sido... por ejemplo Brasil.... ¡Huuy que miedo verdad!!! Nos habríamos salido de una gran tajada del pastel internacional y hoy estaríamos culpando a Salinas de lo estúpido que fue al no poder cerrar esta negociación a tiempo, y dejaríamos a un lado la posibilidad de mantener el nivel mas grande de transacciones internacionales, para los países latinos; por lo menos en nuestro continente. El tercer punto y el mas interesante tal ves en estos momentos, es el campo mexicano, esta es otra de las cosas que me asombran de nuestra idiosincrasia, voy a tratar de explicar la percepción sobre este problema. A mi me resulta difícil recordar una época de bonanza de bienes producidos por el campo en nuestro país, ojo no por falta de posibilidades geográficas, si no por un desinterés por parte del gobierno, en una tendencia creciente al olvido del campo. Como si los granos, semillas y productos de hortaliza se hubieran querido sustituir por maquila & petróleo. Es fácil como siempre culpar a un solo personaje de todos los desaciertos ocurridos en un país. Por otra parte están los productores, que pretendo con todo el afán de enaltecer sus logros expresarme con el debido respeto que se merecen, pues los pocos o los que quedan han encontrado las vías necesarias al financiamiento que necesitan. Existe otro grupo que tan solo se queja, pero eso si ni se ensucian las manos, ni trabajan, ni dejarán trabajar. Por esto necesitamos entrar en un nivel de optimismo que empuje a realizar mayores logros. En concreto el interés que existe en este texto es el motivar nuestras conciencias para trabajar y luchar en un mundo cada ves mas y mas difícil por lo competitivo de los mercados, por la falta de inversión por un lado y por exceso de inversión por el otro. No podemos mantenernos en un estado de constante queja ante los acontecimientos que ya preveníamos y que no contemplamos su solución desde hace ocho años, recordemos que existen productos que nos siguen favoreciendo por la facilidad de su producción en nuestro territorio, como puede ser: el chile jalapeño, los limones de Martínez de la Torre, los Plátanos, los Mangos, el Aguacate, etc. Tantos y tantos productos que podemos producir y vender. Este mensaje va enfocado a los productores y aquellos personajes que como yo en algún momento en algún lugar lo serán. El mensaje que quiero dejar para mi País representado por esta extensa gama de ideas llamado Gobierno, es el crear una nueva visión de venta interna de nuestros productos para el consumo nacional, claro sin descuidar las exportaciones y sin dejar de importar productos necesarios o comprometidos. Juntos podemos encontrar una balanza que estabilice de manera considerable los problemas que hoy nos aquejan y nos preocupan. Asimismo pienso que como no existe una visión de apoyo al campo por falta de capital en el presupuesto anual para cada secretaría, o mas bien, como no piensan entregar al campo mas dinero, pues para la mayoría de los que deciden ya es dinero perdido, por la competencia que representan los productos y los productores Norte Americanos y Europeos, fomentado por la baja en los precios de los productos, que han generado las grandes empresas Nacionales y transnacionales que residen en territorio nacional. Por que no en ves de donar dinero a causas que podrían ser financiadas tal ves por el mismo campo y por las exportaciones menos las importaciones de nuestro país, no formamos proyectos de 200,000,000.00 mxp, para generar nuevas presas que abastezcan de agua el año completo en lugares como Ciudad Obregón en Sonora para poder fomentar la siembra de hortalizas en la región para lograr posicionar nuestros productos en mercados internacionales (eso si con semilla certificada por la F.D.A.), logrando integrar comunidades de producción en las cuales los individuos que las integren produzcan, negocien, administren y entreguen los productos a otras regiones, captando por este medio mas medios de empleo y fuentes de capital que serán reflejadas en nuestro P.I.B. Es difícil el poder mantener un equilibrio entre los intereses políticos y los intereses de una comunidad, es el momento de apoyarnos como nacionales en un país increíblemente maravilloso y lleno de nuevas oportunidades aún cuando existen aspectos amargos, que van mas aya de la comprensión humana como son la violencia y la inseguridad, mantengámonos ocupados en una nueva visión de producción, en vísperas de una inevitable competencia impositiva. Gerardo Cantú E.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar