lunes, 14 de marzo de 2011

Pensamiento 1.0


Existen momentos en la vida que ciertas noticias suelen asombrarte, historias y episodios que por sí mismos friccionan nuestra capacidad de comprensión, no entiendo cómo fue ni como paso, ni siquiera asimilo la idea preconcebida de tener arraigado el sentimiento de querer tener lo que otros tienen.


Para variar creo que soy naif al trasladar mis pensamientos de vida a la escena real de lo cotidiano, empezando por no saber lo que en realidad pasa cuando expresas tus sentimientos e ideas tal cual y como son… Simplemente lo que son. Que complicado es el entender que tienes que esconder tus sentimientos, ideas, proyectos, estudios, etc. Porque existe un mundo paralelo en el que habitan personajes que asechan las entrañas de lo natural. Confieso que me aparta de la realidad el conocer esta psicosis deshonesta de la expresión, pero creo que ahora toma forma algunos sucesos de la historia. Tengo dos opciones, la primera de ellas es el no tomar en cuenta este tema, el dejar que todo pase a mi lado, aprendiendo a mentir, desarrollando la extraña manera de eludir. La segunda simplemente conlleva al reto de entender y expresar sin ser afectado al eterno piratismo elocuente del que todo lo transforma y lo aterriza.